Guía práctica de prevención de avalanchas

En esta entrada os dejamos una guía de los pasos a dar para prevenir las posibilidades de sufrir una avalancha de nieve. Aunque algunas de las técnicas explicadas están orientadas específicamente para excursiones de esquí de travesía, esta guía puede aplicarse a cualquier salida al monte en temporada invernal, algo a tener muy en cuenta siempre como parte de la preparación de la ruta, al igual que buscamos el alojamiento, hacemos las mochilas o preparamos los bocatas.

Como referencia principal para realizar esta guía se ha tomado el libro “3*3 Avalanchas” (ISBN 978-84-9829-073-8) en el que el autor Werner Munter propone un método práctico para reducir en un 50% la probabilidad de sufrir una avalancha. A continuación os resumimos los tres pasos a dar, los cuales aparecen perfectamente detallados en la imagen adjunta (hacer click para ampliar):

Guía práctica de prevención de avalanchas

Guía práctica de prevención de avalanchas

 

  1. El primer paso es calcular el peligro potencial numérico a partir del riesgo de avalanchas del parte meteorológico. En la web de Avalanche.org se puede consultar el riesgo de avalanchas para todo el mundo (para Pirineos os redirigirá a la página de la AEMET) y en caso de no encontrar la predicción de vuestra zona siempre se puede consultar la predicción en la web de la estación de esquí más cercana.
  2. Puesto que el parte meteorológico es un parte a nivel regional hemos de calcular el riesgo de avalancha a nivel local. Así pues tomando como partida el riesgo del parte meteorológico (en caso de no disponer del parte de avalanchas recomendamos tomar de partida como mínimo un nivel de riesgo limitado), utilizaremos datos sobre el terreno para confirmar y/o aumentar el riesgo potencial. En la práctica buscaremos indicios entre los mencionados en la tabla adjunta para aumentar el peligro potencial, básicamente cuantos más indicios locales se observen y más graves sean estos, mayor será el riesgo de avalancha. La regla de oro es que cualquier indicio que aumente el riesgo tiene más importancia que cualquier indicio de riesgo que no haya podido ser observado. Os recomendamos los siguientes enlaces para aprender a evaluar los indicios del último bloque “Nieve formando capas débiles”:
  3. El tercer paso es el definitivo en cuanto a evaluar si la ruta concreta que estamos siguiendo tiene un peligro aceptable. El método original de Werner Munter propone tomar una serie de medidas de reducción del riesgo de tal manera que al dividir sucesivamente el peligro potencial numérico (que ha sido calculado en el primer y segundo pasos) por los factores de reducción aplicados se obtenga un resultado menor o igual a 1 (en la práctica cuanto menor sea el resultado obtenido menor será la probabilidad de sufrir una avalancha).

Ejemplo de uso:

  1. Para nuestra ruta que va a discurrir por el Portalet observamos en la página de la AEMET un riesgo de avalanchas Débil, lo cual según nuestra tabla equivale a un riesgo numérico de valor 2.
  2. También sabemos que en las últimas 24-48 horas no habido subidas bruscas de temperatura ni nevadas importantes lo cual no nos hace aumentar el nivel de riesgo. Sin embargo una vez sobre el terreno observamos que la nieve se agrieta al pisar por lo que decidimos hacer un test de compresión en el que lo que sucede es que el bloque se desmorona en el quinto golpe desde el codo. En base a estos datos decidimos aumentar el riesgo local a Limitado lo que equivale a un valor numérico de valor 4.
  3. Para que nuestra ruta tenga un nivel de riesgo aceptable sabemos que tenemos que buscar factores de reducción tales que:  “Peligro potencial / Factores de reducción <=1” o lo que es lo mismo: “Factores de reducción >= 1 · Peligro potencial”. Por lo tanto miramos en la tabla para encontrar factores de reducción que multiplicados entre sí den un valor mayor o igual que 4, que es el correspondiente al riesgo Limitado que habíamos calculado. De esta manera reducimos nuestro riesgo siguiendo un trazado de ruta que evite las pendientes superiores a los 40º en un radio de 20 metros (Factor de reducción con valor 2) y al mismo tiempo aumentamos la distancia de seguridad entre los miembros del grupo a más de 10 metros (Factor de reducción también de valor 2).

Esperamos que esta guía os sea fácil de usar y ayude a evitar los accidentes en montaña. Recordad que en cualquier caso siempre conviene hacer vuestras salidas invernales equipados de una sonda, pala y ARVA para proceder a un rescate en caso de accidente.

Anuncios

4 comentarios so far »

  1. 1

    […] Guía práctica de prevención de avalanchas subimosmasquelosprecios.wordpress.com/2011/02/27/guia-pre…  por jorgedbbt hace 3 segundos […]

  2. 3

    […] zona de la sierra, hicimos un test de compresión descrito en la entrada de este mismo blog llamada Guía práctica de prevención de avalanchas. El resultado fue positivo, por lo que continuamos la ruta. Test de […]

  3. 4

    Everything is very open with a very clear description of the challenges.
    It was really informative. Your site is extremely helpful. Many thanks for sharing!


Comment RSS · TrackBack URI

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: